Rusia puso la condición para la paz: que Ucrania reconozca sus «nuevas realidades territoriales»

 Rusia puso la condición para la paz: que Ucrania reconozca sus «nuevas realidades territoriales»

A un año y diez meses de la invasión rusa a Ucrania, el Kremlin considera que sólo se podrá alcanzar una paz duradera si la exrepública soviética reconoce sus «nuevas realidades territoriales». Lo dijo la vocera de la diplomacia rusa, Maria Zajarova.

 

«Hay que confirmar el estatus neutral, no alineado y no nuclear de Ucrania, desmilitarizarla y desnazificarla, reconocer las nuevas realidades territoriales, garantizar los derechos de los ciudadanos rusoparlantes y de las minorías nacionales que residen ahí», aseguró Zajarova en una entrevista con AFP. La vocera rusa rechazó categóricamente el plan de paz propuesto el año pasado por el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que prevé la salida de todas las tropas rusas de Ucrania.

Moscú lanzó una ofensiva en Ucrania el 24 de febrero de 2022 y justificó la operación por la necesidad de proteger a Rusia de las potencias occidentales -sobre todo de la OTAN- y de brindar seguridad a la población rusoparlante en el este ucraniano.

 

En septiembre de 2022, Moscú reivindicó la anexión de cuatro regiones ucranianas parcialmente ocupadas en el este y el sur del territorio, además de Crimea, anexada por Rusia en 2014. Aproximadamente un 18% del territorio de la exrepública soviética está ocupado por las fuerzas de Moscú.

 

Para contrarrestar ese avance y recuperar esos territorios, Ucrania lanzó en junio de este año una contraofensiva con la ayuda armamentística y económica de potencias de occidente y miembros de la OTAN, en una alianza liderada por Estados Unidos. Sin embargo, los avances de Kiev fueron limitados.

La postura rusa

Sobre el plan de paz de Zelenski, para Zajarova, no existe «ninguna voluntad política para la paz, que sea por parte de Kiev o de Occidente».

La vocera insistió también en que Moscú no permitirá «la existencia cerca de nuestras fronteras de un Estado nazi agresivo cuyo territorio sea una fuente de peligro para Rusia y los países vecinos».

 

Para Zajarova, la reivindicación principal de Ucrania, el respeto a su integridad territorial y a su soberanía, «no tiene, en realidad, ninguna relación con la paz». Se trata de «una serie de ultimátums a Rusia para justificar la continuación de las hostilidades», aseguró.

«Kiev no quiere tomar en cuenta las realidades actuales y persigue un objetivo completamente distinto: hacer capitular a nuestro país con ayuda de Occidente», añadió la responsable rusa. En paralelo, Ucrania informó hoy un nuevo ataque nocturno que Rusia lanzó contra su territorio 48 drones kamikaze.

 

«En total, 48 drones Shahed (de fabricación iraní) 136/131 fueron lanzados», de los que 41 fueron destruidos por las defensas antiaéreas, dijo el Ejército del Aire ucraniano en la aplicación de mensajería Telegram, al tiempo que indicó a la región de Kursk como origen de estos lanzamientos.

Las Fuerzas Armadas ucranianas atribuyen a Rusia más de un centenar de ataques aéreos en las últimas horas, en un informe que da cuenta de cuatro bombardeos con misiles. En total, tiene constancia de 97 enfrentamientos en los frentes de combate del este y el sur del país.

 

Las autoridades en Kiev aseguran que las fuerzas rusas han estado acopiando drones y misiles para lanzar ataques sistemáticos la red energética de Ucrania durante los meses del invierno boreal.

 

El año pasado, los ataques rusos contra la infraestructura energética de Ucrania dejaron a millones de personas expuestas al frío y la oscuridad durante largos periodos de tiempo.(Diario 26)

 

 

Noticias relacionadas

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial